PRINCIPAL     PRODUCTOS     OFERTAS     PEDIDOS     CONTACTO     HORARIO     CONSULTORIO     CONSEJOS     ENLACES     E-MAIL 

            MEDIR

 

Medir una longitud significa compararla con la unidad de medida para ver cuantas veces está contenida esta última en la primera. El metro es la unidad de medida de longitud del Sistema Internacional, que originalmente se estableció como la diezmillonésima parte del cuadrante del meridiano terrestre, y hoy, con más precisión, se define como la longitud del trayecto recorrido en el vacío por la luz durante un tiempo de 1/299 792 458 de segundo. En carpintería y bricolaje se utilizan como unidades más comunes de medida el metro, el centímetro (100 veces menor que el metro) y el milímetro (1000 veces menor). Así pues, 10 milímetros es igual a 1 centímetro y 100 centímetros equivale a 1 metro.

En esta sección veremos primero las principales herramientas de medición, después una serie de consejos generales, y por último daremos algunas directrices para medir bien algunos muebles y complementos cotidianos como son los muebles a medida, los frentes de armario, las cajoneras y zapateros, los cubrerradiadores, las persianas venecianas y estores y los cortineros.

 

HERRAMIENTAS DE MEDICIÓN

Las principales herramientas de medición usadas en el bricolaje de la madera y el mueble son las siguientes:

1.- METRO DE CINTA METÁLICA. Es el metro por excelencia. Tiene gran exactitud y vale para tomar todo tipo de medidas. Para medir longitudes largas una persona sola, conviene que la cinta metálica sea bastante ancha y arqueada para mantenerla recta sin que se doble.

2.- METRO DE CARPINTERO. Aunque se sigue utilizando en algunas carpinterías, el metro clásico de carpintero va desapareciendo poco a poco y sustituyéndose por el anterior.

3.- REGLA METÁLICA. Las reglas metálicas son muy útiles para trabajos de carpintería por su enorme exactitud y para dibujar líneas rectas ayudándonos de ellas.

4.- ESCUADRA DE CARPINTERO. La escuadra de carpintero es un clásico insustituible pues con ella se puede comprobar el escuadrado de un mueble (o de un ensamble) y además sirve para trazar líneas perpendiculares o a 45º respecto al canto de un tablero. Las hay regulables en ángulo, pero se puede perder exactitud en la posición de ángulo recto con respecto a las escuadras fijas.

5.- TRANSPORTADOR DE ÁNGULOS. El transportador de ángulos es un instrumento muy útil cuando tenemos que fabricar algún elemento con ángulos no rectos. También sirve para copiar un ángulo de un determinado sitio y trasladarlo al elemento que estemos fabricando.

6.- PIE DE REY. El calibre o pie de rey es insustituible para medir con precisión elementos pequeños (tornillos, orificios, pequeños objetos, etc). La precisión de esta herramienta llega a la décima e incluso a la media décima de milímetro. Para medir exteriores se utilizan las dos patas largas, para medir interiores (p.e. diámetros de orificios) las dos patas pequeñas, y para medir profundidades un vástago que va saliendo por la parte trasera. Para efectuar una medición, ajustaremos el calibre al objeto a medir y lo fijaremos. La pata móvil tiene una escala graduada (10 o 20 rayas, dependiendo de la precisión). La primera raya (0) nos indicará los milímetros y la siguiente raya que coincida exactamente con una de las rayas de la escala graduada del pie nos indicara las décimas de milímetro (calibre con 10 divisiones) o las medias décimas de milímetro (calibre con 20 divisiones).

7.- METRO LASER. Es el metro de última tecnología. Mide fácilmente y con una enorme precisión distancias de todo tipo. Su único inconveniente es su elevado precio para un aficionado.

8.- NIVEL. El nivel sirve para medir la horizontalidad o verticalidad de un elemento. Es una herramienta que no puede faltar a ningún aficionado al bricolaje, ya que se utiliza constantemente (al colgar un mueble o un cuadro, al instalar una estantería o un frente de armario, etc). 

 

CONSEJOS GENERALES

Medir correctamente es fundamental para que el trabajo, tiempo y dinero empleado no sea en balde, y aunque la primera impresión nos dice que es muy fácil, no lo es tanto, por lo que nos permitimos darle una serie de consejos generales para intentar medir bien:

1.- Lo primero será hacerse con un metro de calidad de cinta metálica con una longitud entre 3 y 5 metros. No valen los metros de costurera, los metros de papel ni el recurso de la cuerda.

2.- Repetir las mediciones nunca está de más, pues hasta los profesionales y los más expertos cometen alguna vez un error de medición.

3.- Las paredes, suelos y techos nunca están rectos ni son paralelos o a escuadra entre ellos, por tanto es aconsejable tomar como mínimo tres medidas de ancho, de alto y de fondo respectivamente.

4.- Es aconsejable no ajustar demasiado las medidas al espacio disponible, sobre todo en baldas o muebles metidos en un hueco, pues es muy probable que por las irregularidades de las paredes, o por imperfecciones en los rincones, el mueble o balda no entren correctamente.

 

MUEBLES A MEDIDA

Si vamos a medir un hueco en el que queremos meter un mueble a medida tomaremos tres medidas de ancho, de alto y de fondo respectivamente. Si las irregularidades se ven a simple vista, mediremos en la zona donde el hueco es más pequeño y si no, tomaremos una medida en la zona alta, otra en la zona media y otra en la zona baja. Es importante medir con el metro totalmente horizontal o vertical, para lo cual nos ayudaremos de un nivel si es necesario.

Si en el hueco hay rodapié, es donde se deberá medir el ancho y el fondo. Además, en caso de que el mueble no entre por poco, siempre se puede solucionar quitando éste.

Un error relativamente frecuente es creer que dos paredes están a escuadra (90º) cuando realmente no es así. Una forma fácil de verlo es fijarse en las losetas del suelo, el parquet o la tarima, que nos indicarán si realmente están a escuadra. Si no tuviese esta referencia (suelos de moqueta por ejemplo) es importante comprobarlo con una escuadra. Si las paredes no están a escuadra, deberá medir el ancho mínimo entre las dos paredes, para que el mueble pueda entrar en el hueco.

Una vez tengamos las medidas del hueco, tendremos en cuenta sólo las más pequeñas, y aun así es muy aconsejable dejar holgura a la hora de encargar o fabricar el mueble. Esta holgura debe ser de al menos 1cm.

En librerías y muebles altos es conveniente dejar un hueco arriba de unos 10 cm como mínimo para poder sujetarlo a la pared en caso necesario (debe caber el taladro y el destornillador). Nunca se debe ajustar la altura pues aparte de que las habituales irregularidades de suelos y paredes pueden hacer que el mueble no quepa, también puede que no se puedan montar las baldas de arriba (dependerá del sistema de montaje del mueble).

Las irregularidades del suelo son especialmente importantes en muebles o librerías grandes que tengan puertas o cajones, ya que puede darse el caso de que no encajen bien e incluso no puedan abrirse. Por tanto es aconsejable nivelar el suelo si está en muy mal estado. Si no quiere o no puede nivelar el suelo, siempre se podrá nivelar el propio mueble mediante cuñas.

También debemos tener en cuenta hacia donde abrirán las puertas, si se podrán abrir totalmente los cajones, si es necesario un rebaje para el rodapié (mida el alto y grueso del mismo), si necesita zócalo y de que altura, etc, para que luego no haya sorpresas a la hora de instalarlo. La altura estándar del zócalo suele ser de unos 6 cm.

Otro punto importante si se compra el mueble montado es comprobar que cabe por la escalera o ascensor y por la casa hasta su ubicación.

 

FRENTES DE ARMARIO

Debemos tomar las medidas del ancho y alto del hueco en el punto donde se instalará el frente de armario. Como en el caso de los muebles a medida, tomaremos tres medidas del ancho y tres del alto, eligiendo posteriormente las más pequeñas.

La medida del ancho no ofrece problemas, ya que el frente valdrá aunque no hayamos cogido la medida más pequeña. Sin embargo, en el alto hay que ser más precisos, pues aunque los frentes de armario permiten desniveles del techo de hasta unos 2 cm como máximo (entre un extremo y el otro), si el desnivel es mayor, se deberá nivelar previamente con obra o con listón de madera de 7 u 8 cm de ancho (para permitir el asentamiento y atornillado de las guías).

Si el hueco tuviera un cerco de madera hecho, la medición es más fácil, pues suelen estar instalados perfectamente a escuadra (nunca está de más comprobarlo), por lo que tomaremos la medida del ancho y de alto.

 

CAJONERAS Y ZAPATEROS

En las cajoneras o zapateros para un interior de armario lo primero es medir el fondo para que quepa y no impida la apertura o cerrado de las puertas. Tenga en cuenta que si quiere economizar debe tener en cuenta que las cajoneras son más baratas en medidas de 5 en 5 cm, por lo que deberemos acoplarnos a la medida máxima que quepa. Por ejemplo, si el fondo de armario (entre las puertas y la pared del fondo) fuese de 58 cm, la cajonera la encargaríamos de 55 de fondo. En el ancho pasa lo mismo, es decir, si queremos una ancho a medida exacta (que no acabe en 0 o 5) el precio de la cajonera se incrementa.

Si las puertas del armario son batientes, es muy importante comprobar que la cajonera no tropiece con las bisagras de éstas, reduciendo el fondo de la misma en caso necesario y también el ancho si las bisagras sobresalen más de 19 mm para que se pueda abrir el cajón.

Es muy importante la altura del zócalo, en armarios con cerco o con guías correderas, para que el cajón más bajo se pueda abrir sin tropezar con esos elementos. El zócalo estándar es de unos 6 cm, pero se puede variar totalmente a medida.

También es importante el ancho de los cajones (o trampones, si se trata de un zapatero) para que puedan abrirse y coincidan con el hueco de la puerta.

 

CUBRERRADIADORES

Para encargar un cubrerradiador a medida, tomaremos las medidas máximas del radiador (incluyendo tuberías, llave de paso, etc) y el espacio disponible alrededor de éste (si es escaso). Las medidas exteriores del cubrerradiador serán como mínimo de 5cm más, tanto en el alto como en el ancho y en el fondo. Esto es debido al grosor de la madera y a los herrajes interiores del cubrerradiador.

 

PERSIANAS VENECIANAS Y ESTORES

Para encargar una persiana veneciana o un estor habrá que tener en cuenta varias cosas. Si va a ir en un hueco hay que dejar un margen de al menos 1cm por cada lado. Si no va en un hueco hay que encargarla unos 10cm más ancha (si cabe) que la propia ventana (con marco incluido).

Si la ventana es abatible hay que tener en cuenta lo que ocupa la persiana totalmente plegada para que la ventana se pueda abrir sin problemas.

A la hora de colocarla debemos tener en cuenta lo que sobresale el picaporte de la ventana o puerta y/o el rodapié si la persiana va hasta el suelo, para que no tropiece al subirla y bajarla.

 

CORTINEROS

Si queremos instalar un cortinero, es aconsejable comprar la barra un poco más larga, ya que cortarla un poco no supone ningún problema, pero si nos quedamos cortos no tiene solución.

 

 

SI TIENE ALGUNA DUDA CONSÚLTENOS

 

 

c/ Francisco Silvela 25
28028 Madrid

TEL: 91 402 24 04

info@bricotodo.com

 

  PRINCIPAL     PRODUCTOS     OFERTAS     PEDIDOS     CONTACTO     HORARIO     CONSULTORIO     CONSEJOS     ENLACES     E-MAIL