PRINCIPAL     PRODUCTOS     OFERTAS     PEDIDOS     CONTACTO     HORARIO     CONSULTORIO     CONSEJOS     ENLACES     E-MAIL 

    INTERIORES DE ARMARIO

 

Las posibilidades para montar el interior de un armario son ilimitadas y dependen del gusto personal y de las necesidades de cada persona. La complicación también varía según como lo hagamos. Es muy conveniente leer primero el apartado de ensamble de tableros. A continuación daremos unas normas generales para el diseño y montaje del interior de un armario:

 

CALIDADES

Lo primero es saber que calidades queremos para el interior del armario. Lo podemos hacer de madera maciza, de aglomerado chapado o de aglomerado plastificado. Nuestro consejo es sin duda el aglomerado plastificado, por facilidad de acabado (no hay que barnizar), por precio y por ser mucho más práctico en cuanto a mantenimiento y limpieza (se limpia con un paño humedecido). Hoy en día las imitaciones plásticas de madera son casi perfectas. Además, los tableros se pueden cantear con bizcocho (ver canteado de tableros), lo que le dará un aspecto mucho más profesional.

 

MALETERO

Crear un espacio superior que sirva de maletero es algo totalmente recomendable e imprescindible si los techos son altos. El hueco que quede como verdadero armario no debe tener nunca una altura inferior a 180 cm, ni ser mucho más alto para poder alcanzar perfectamente la ropa colgada. Para sujetar la balda (tablero de 19 mm) del maletero, existen varias opciones:

- Si el armario no va forrado. Lo mejor es atornillar un listón a las paredes y al fondo a la altura deseada. Este listón existe a juego con la madera y servirá de soporte para la balda.

- Si el armario va forrado. Se puede forrar el armario primero y después sujetar la balda del maletero de la forma descrita anteriormente o con metopas atornilladas al forro. También podemos hacer el forrado incluyendo el maletero, y aunque es mejor estéticamente (no se ve ningún soporte para la balda), es  bastante más complicado. Por último, también podemos hacer maletero metiendo módulos de baldas a medida, siendo quizás la forma más recomendable. Todo esto lo veremos a continuación.

 

FORRADO

Podemos forrar las paredes con algún material para este fin. El forrado tiene como ventaja la limpieza, la estética y la facilidad que aporta para la fijación de los restantes elementos (si forramos con tablero). Como inconveniente, que es lo más difícil de hacer para un aficionado. El mayor problema es medir bien. Debido a las irregularidades de la inmensa mayoría de las paredes, medir bien es difícil, y no será extraño que tengamos que repasar algunos tableros antes de la instalación definitiva. Si decidimos forrarlo de imitación madera, debemos utilizar tablero plastificado de 10 mm para que las irregularidades de las paredes no afecten y el armario quede perfectamente cuadrado. Es aconsejable poner los laterales de tablero plastificado de 19 mm para poder atornillar en ellos sin problemas los soportes de las barras de colgar y las metopas de sujeción de baldas. Los tableros podemos fijarlos a la pared con masilla de fijación, excepto si las paredes están muy irregulares, en cuyo caso es mejor fijarlos con espuma de poliuretano, ya que ésta se expande y rellena los huecos entre el tablero y la pared. Si las paredes estuvieran totalmente lisas y rectas también podríamos forrarlo con tablex plastificado o paneles especiales de revestimiento, pegándolos directamente a la pared con masilla de fijación. Pero en este caso los soportes de la barra de colgar y la sujeción de las baldas deben fijarse con taco a la pared.

Si las juntas entre tableros de paredes, techos y suelos no quedan perfectas (cosa muy probable pues el medir exactamente es muy difícil), siempre se pueden rematar con junquillos o con molduras de media caña, pegadas o clavadas.

Dependiendo de las medidas del hueco el forrado con tablero lo haremos de una una de las siguientes maneras, ya que los tableros vienen en medida máxima de 244 x 122 cm.

 

1.- FORRADO SIN MALETERO. Podemos forrar primero el armario y después sujetar la balda del maletero con listones a juego atornillados al forro. El único requisito es que la altura del armario no supere 244 cm.

- Si el ancho del armario es de 122 cm o menos, la pared del fondo se podrá forrar de una sola pieza y solo tendremos que armar una U (vista en planta) con tres tableros e introducirla directamente en el armario. También podemos forrar el suelo y/o el techo. Debemos cantear o pegar una moldura (bizcocho) a todos los frentes vistos. La siguiente figura aclarará conceptos:

 

- Si el ancho del armario tiene entre 122 y 244 cm, o el hueco de las puertas es menor que el hueco interior, habrá que construir el forro en dos piezas (dos L vistas en planta) uniéndolas ya dentro del armario, utilizando para ello un tapajuntas en forma de T o H en la unión de los tableros del fondo.

 

- Si el ancho del armario es mayor de 244 cm habrá que hacerlo en tres o más piezas y unir los tableros del fondo con tapajuntas en forma de T ó de H tal como muestra la siguiente figura.

 

2.- FORRADO CON MALETERO. Si queremos que el maletero vaya sujeto sobre el forro del armario (el maletero se sujeta sin ningún soporte a la vista), o el armario tiene más de 244 cm de altura, el forrado se hará en dos partes tal como se muestra en la siguiente figura:

 

El problema cuando el armario tiene más de 244 cm de ancho, es que la balda del maletero no puede ser de una pieza. Entonces debemos hacer una división vertical que encaje en la unión de los tableros del fondo y que sirva de apoyo a los dos tableros del maletero. Esta división conviene que coincida con el solape de las puertas en frentes deslizantes o con la unión de éstas en frentes abatibles.

Otra posibilidad es atornillar la balda del maletero y/o la división central desde detrás del forrado (fondo y laterales) con tornillos de ensamble.

 

3.- FORRADO CON MÓDULOS HECHOS. Otra forma más sencilla (y recomendable para aficionados) de forrar nuestro armario  es encajando en él unos módulos hechos (con o sin baldas) que tengan trasera. Esto se puede apreciar en la siguiente foto en la que vemos que el interior se ha hecho encajando un módulo ancho con una balda interior (maletero) en el lado izquierdo, y un módulo estrecho con tres baldas interiores en el lado derecho. Después se ha metido una cajonera a la izquierda y otra a la derecha con zapatero debajo.

 

 

Cuando el armario mide hasta 2,40 m de altura no hay problema, ya que se pueden hacer los módulos de esa altura. Si la altura fuese mayor, deberán hacerse módulos independientes para el armario propiamente dicho y para el maletero.

Otra forma de hacerlo sería, por ejemplo, poniendo la cajonera en un lado, y sobre ella un módulo con una balda (maletero). Dentro del módulo y debajo de la balda pondríamos la barra de colgar. En el otro podríamos poner un zapatero y otro módulo de baldas encima de él.

 

CAJONERAS

La elección de las cajoneras dependerá de nuestro gusto y necesidades, pero hay varias cosas a tener en cuenta:

- El tipo de cajón (media luna, góndola, cerrado o postformado) es una cuestión meramente estética, aunque la tendencia es hacia el cajón postformado, ya que tiene la ventaja del cerrado (no puede entrar polvo), pero no su inconveniente (ocupa mayor espacio por la necesidad de un tirador para abrirlo).

- El zócalo de la cajonera debe ser lo suficientemente alto para que el cajón más bajo abra sin tropezar en las guías o cerco de las puertas del armario.

- Es recomendable que la altura del cajón sea de al menos 15 cm para que quepa la ropa holgadamente.

- El nº de cajones (= altura) dependerá de la altura a la que esté colocada la balda del maletero, para que la ropa cuelgue desde la barra sin llegar a tocar la cajonera. Lo más normal es poner cajoneras de 55 a 75 cm de altura, que se corresponden con 3-4 cajones. Pero no hay inconveniente en ponerla de más o menos cajones según nuestras necesidades.

- Es muy recomendable que tenga guías metálicas para que el cajón abra y cierre con suavidad.

- Hay que tener muy en cuenta que los cajones de las cajoneras y/o los trampones de los zapateros se puedan abrir perfectamente (sin tropezar con las puertas).

Si quiere conocer modelos y precios de cajoneras a medida vaya a la sección productos o pinche aquí.

 

ZAPATEROS

Es muy recomendable tener algún zapatero para tener bien organizados todos los zapatos. Existen zapateros abatibles y de corredera. El zapatero puede ir dentro o fuera del armario. Si va dentro debe tener en cuenta la altura del zócalo, igual que en las cajoneras. Si quiere conocer modelos y precios de zapateros a medida vaya a la sección productos o pinche aquí.

 

PANTALONEROS

Los pantaloneros son de más reciente aparición y suponen un gran avance en la organización de armarios, pues son muy cómodos al permitirnos tener los pantalones bien doblados y perfectamente accesibles. Si quiere conocer modelos y precios de pantaloneros a medida vaya a la sección productos o pinche aquí.

 

MÓDULOS DE BALDAS

Los módulos de baldas permiten muchas combinaciones y son ideales para hacer interiores de armario, ya que las baldas son totalmente regulables al llevar cremalleras en los laterales. Es un elemento muy aconsejable pues simplifica mucho el trabajo y, como ya hemos visto, puede evitar el forrado del armario si se instalan con trasera. De todas formas no hay inconveniente en poner módulos sin trasera si no queremos que el fondo esté forrado.

Todos los módulos deben unirse entre sí y con los demás elementos (cajoneras, etc) con tirafondos una vez estén perfectamente enrasados, para dar consistencia al interior y que no se muevan.

Los módulos podemos construirlos nosotros mismos (vea los consejos sobre canteado y ensamble de tableros) o comprarlos hechos. Si quiere saber precios de módulos de baldas a medida para el interior de su armario vaya a productos o pinche aquí.

 

BARRA DE COLGAR

Todo armario debe llevar una barra donde poder colgar la ropa con perchas. La barra de colgar puede ser redonda u ovalada. Es recomendable que sea ovalada sobre todo si va a ser muy larga, ya que es mucho más resistente a la flexión. Para colocarla, sólo tendremos que atornillar los soportes laterales centrados a la mitad del lateral y a la altura deseada. Si es muy larga se puede colocar un soporte intermedio atornillado al techo (generalmente la balda del maletero).

 

DISTRIBUCIÓN INTERIOR

Aquí entran en juego la imaginación, el gusto y las necesidades de cada persona, pero se deben seguir unas normas generales para hacer una distribución lógica.

 

DIVISIONES VERTICALES

Las divisiones verticales se ponen para separar por huecos el armario y sobre todo para dar consistencia al maletero.

- Si el armario es de puertas correderas, lo primero será establecer divisiones verticales con tablero de 19 mm en los puntos donde se solapan las puertas atornillado desde arriba (desde la balda del maletero). La parte de abajo de la división normalmente se sujetará sola con los elementos puestos en el suelo (cajoneras, zapateros, etc), aunque también podemos atornillarla a estos elementos para mayor seguridad. Si no hubiese elementos en el suelo siempre se podrá sujetar con pequeñas escuadras atornilladas al suelo. 

Es recomendable hacer tantas distribuciones individuales como puertas tenga el frente. Esto se hace para distribuir mejor el armario y tener un perfecto acceso a cada uno de los huecos creados, eliminando los puntos sin acceso (solape de puertas).

Lo mejor es poner un módulo de baldas a medida de modo que uno de sus laterales coincida con el solape de puertas y de paso sirva de sujeción de la balda del maletero.

- Si el armario es de puertas abatibles, la distribución puede ser general, aunque siempre es recomendable establecer alguna división vertical para dar consistencia al maletero. Éstas deben coincidir con las juntas de unión de las puertas.

 

DISTRIBUCIONES MÁS FRECUENTES DE LOS HUECOS

Las siguientes figuras indican algunas de las distribuciones más utilizadas en cada hueco del armario. Pueden hacerse como se indica  a continuación para cada una de ellas y también con módulos de baldas a medida, simplificándose mucho el trabajo de esta forma.

 

 

1.- CAJONERA, ESTANTERÍA Y BARRA DE COLGAR. Es la distribución más frecuente y más lógica. Si el armario está forrado, fijaremos el lateral de la estantería desde la balda del maletero con dos tornillos de ensamble y las baldas irán sobre metopas previamente atornilladas en los laterales a las alturas deseadas. Si el armario no va forrado, lo mejor es construir una estantería a la medida y colocarla directamente. Después, sólo habrá que instalar la barra de colgar.

2.- CAJONERA Y BARRA DE COLGAR. Es también muy frecuente y el más sencillo de hacer. Sólo hay que colocar la barra de colgar.

3.- CAJONERA Y BALDAS. Si el armario va forrado sólo habrá que atornillar metopas en los laterales a las alturas deseadas y colocar las baldas. Si no va forrado, podemos optar entre hacer una estantería a medida y colocarla, o sujetar las baldas con listones a juego atornillados a los laterales y también al fondo si éstas son muy largas, para evitar que se comben.

4.- BALDAS ABAJO Y BARRA DE COLGAR. Igual procedimiento que el anterior, colocando posteriormente la barra de colgar.

5.- CAJONERA, ZAPATERO Y BARRA DE COLGAR. Es otra distribución frecuente y sencillísima de hacer. Sólo hay que colocar la barra de colgar.

6.- CAJONERA , BALDA ABAJO Y BARRA DE COLGAR. Esta distribución es útil cuando tenemos trajes largos que colgar. Puede también ir sin balda. Si el armario va forrado, pondremos dos metopas en el lateral y otras dos en la cajonera para sujetar la balda. Si no va forrado, podemos hacer una u invertida con tableros y colocarla directamente, o sujetar la balda con listones a juego atornillados a los lados. Por último colocar la barra de colgar.

7.- CAJONERA, VARIAS BALDAS ABAJO Y BARRA DE COLGAR. Si el armario va forrado atornillaremos metopas al lateral y a la cajonera y colocaremos las baldas. Si no va forrado, haremos una estantería a medida o sujetaremos las baldas con listones a juego atornillados a los lados. Después instalaremos la barra de colgar.

8.- TODO BALDAS. Igual procedimiento que la distribución 3.

 

RESULTADO

Con los consejos y un poco de habilidad podrá construirse su propio interior de armario totalmente adaptado a sus necesidades y a un precio incomparable. La imaginación es el mejor aliado para hacer un buen interior de armario.

El interior del armario de la foto está construido con tablero plastificado de roble entablillado aplicando las distribuciones 1 y 6. Para el frente de armario se optó por uno deslizante de espejo rematado con perfilería en roble plastificado.

 

  

 

 

SI TIENE ALGUNA DUDA CONSÚLTENOS

 

 

c/ Francisco Silvela 25
28028 Madrid

TEL: 91 402 24 04

info@bricotodo.com

 

  PRINCIPAL     PRODUCTOS     OFERTAS     PEDIDOS     CONTACTO     HORARIO     CONSULTORIO     CONSEJOS     ENLACES     E-MAIL