PRINCIPAL     PRODUCTOS     OFERTAS     PEDIDOS     CONTACTO     HORARIO     CONSULTORIO     CONSEJOS     ENLACES     E-MAIL 

            CEPILLAR

 

Cepillar quiere decir alisar la madera con la ayuda de un cepillo de carpintero. Es un trabajo que requiere mucha experiencia y buena técnica, además de tener el cepillo siempre a punto (afilado y bien regulado). Actualmente, para un aficionado al bricolaje, el cepillado tiene poco interés, ya que las maderas que se compran en centros de bricolaje vienen perfectamente cepilladas. Por eso no profundizaremos mucho en este tema. Sin embargo, existe una tarea bastante común en la que un cepillo nos será de gran utilidad. Nos referimos al cepillado de puertas cuando estas rozan con el suelo o cuando instalamos tarima y debemos rebajarlas.

El cepillado puede hacerse con cepillos manuales y con cepillos eléctricos. Con estos últimos, el trabajo se simplifica enormemente obteniéndose muy buenos resultados sin necesidad de gran experiencia.

A continuación veremos el cepillado manual, el cepillado con cepillo eléctrico y las medidas de seguridad.

 

CEPILLADO MANUAL

El cepillo manual es una herramienta que consta de un bastidor de madera o metálico con una base muy plana y dura por la que sobresale una cuchilla que es la que va cortando la madera. La salida de la cuchilla respecto de la base es regulable, para comer más o menos madera. La regulación correcta de esta cuchilla según el tipo de madera, así como su correcto afilado solo se consiguen a través de la experiencia. Su utilización también es delicada, por lo que recomendamos para los aficionados la utilización de cepillos eléctricos. Los cepillos de madera pesan menos que los metálicos, pero éstos últimos suelen ser, para la misma calidad, más baratos.

Existen multitud de tipos de cepillos según su uso forma y tamaño. Por la utilización, podemos distinguir principalmente los siguientes tipos:

- CEPILLOS DE DESBASTAR. Sirven para ir rebajando la pieza (alisándola a la vez) hasta dejarla en las dimensiones requeridas. Hay muchos tamaños y formas.

- CEPILLOS DE REBAJAR. Sirven para hacer ranuras en la madera (para alojamiento de traseras, fondos de cajones, etc).

- CEPILLOS DE CONTRAFIBRA. Son cepillos ligeros que se utilizan para cepillar las testas de tableros (a contrahilo).

- CEPILLOS ESPECIALIZADOS. Hay cepillos especiales para trabajos de todo tipo como por ejemplo el cepillado de superficies curvas, el moldurado, etc.

 

CEPILLADO CON CEPILLO ELÉCTRICO

El cepillo eléctrico es una máquina con una superficie plana por abajo en la que sobresale un tambor giratorio dotado de cuchillas, que son las que van cortando el material. La regulación de las cuchillas es muy fácil y precisa,  y la utilización de un cepillo eléctrico es muy sencilla para un aficionado, solo deberemos dar pasadas paralelas, uniformes en velocidad y sin parar la máquina.

 

 

MEDIDAS DE SEGURIDAD

Las medidas de seguridad básicas con los cepillos eléctricos son la protección de los ojos con gafas adecuadas y la utilización de mascarilla. Para el cambio de cuchillas y limpieza desenchufar la máquina y esperar a que pare. También deberemos tener en cuenta las medidas de seguridad comunes a todos los aparatos eléctricos (no ponerlos cerca de fuentes de humedad o calor, no tirar del cable, etc).

 

 

SI TIENE ALGUNA DUDA CONSÚLTENOS

 

 

c/ Francisco Silvela 25
28028 Madrid

TEL: 91 402 24 04

info@bricotodo.com

 

  PRINCIPAL     PRODUCTOS     OFERTAS     PEDIDOS     CONTACTO     HORARIO     CONSULTORIO     CONSEJOS     ENLACES     E-MAIL