PRINCIPAL       PRODUCTOS       OFERTAS       PEDIDOS       CONTACTO       HORARIO       CONSULTORIO       CONSEJOS       E-MAIL 

             TIPOS DE BISAGRAS

 

Una bisagra es un herraje compuesto de dos piezas unidas entre sí por un eje o un mecanismo de forma que fijadas a dos elementos, permiten el giro de uno respecto al otro. Se utilizan principalmente para puertas y tapas, pero pueden tener más aplicaciones. Son muchísimos los tipos de bisagras que existen. Los más comunes para el bricolaje son los siguientes:

 

BISAGRAS DE LIBRO

Son de las más usadas en bricolaje por su sencillez y funcionalidad. Existen multitud de tipos de bisagras de libro (rústicas, de latón, cincadas, etc) y en infinidad de tamaños, pero todas se basan en lo mismo, dos hojas que se abren (como un libro) y que pueden atornillarse a los cantos o a los laterales de los tableros a unir, según el tipo de bisagra y según queramos como sea la apertura.

 

bisagra ramal

 

El montaje es muy sencillo y puede hacerse por los cantos, por el lateral  y el canto, o por los laterales (con una bisagra ramal como la tercera de arriba) atornillando directamente. La siguiente figura explica el montaje por canto y lateral:

 

 

BISAGRAS DE PIANO

Son como las de libro pero de muy larga longitud. De esta forma se convierten en unas bisagras muy fuertes ya que están sujetas por multitud de tornillos. Pueden cortarse a la medida con unas tijeras de cortar chapa o con una sierra de metal.

 

BISAGRAS DESMONTABLES

Son unas bisagras que sirven en aplicaciones en las que deseemos desmontar la unión sin quitar los tornillos. Tienen un pasador que al quitarlo desmonta la bisagra. Se pueden desmontar y montar cuantas veces queramos.

 

 

BISAGRAS DE PERNIO O PERNIOS

Con el nombre de pernios se conocen las bisagras de puertas y ventanas. Son algo difíciles de poner para un aficionado ya que se debe hacer un cajeado previo donde encajen las pletinas del marco y del canto de la puerta. El cajeado puede hacerse manualmente con formón o con una fresadora para pernios. También se podría hacer con una fresadora normal utilizando los accesorios específicos.

 

 

También existen bisagras de pernio para puertas pequeñas (muebles, etc). El sistema difiere del anterior, y tienen dos tornillos de rosca madera o rosca métrica para atornillarlos por el canto. En el caso de rosca métrica habrá que instalar primero una tuerca de empotrar.

 

 

BISAGRAS DE DOBLE ACCIÓN

Son unas bisagras que se utilizan en puertas en las que queramos una doble apertura. Son muy utilizadas en las puertas de cocina de los restaurantes. Abren libremente la puerta en las dos direcciones y la puerta siempre vuelve a su sitio (se cierra sola). Su instalación es muy sencilla, ya que solo hay que atornillarlas al cerco y al canto de la puerta.

 

 

BISAGRAS OCULTAS O INVISIBLES

Se utilizan cuando queremos que dos tableros abran como si fueran las hojas de un libro. Tienen dos cilindros estriados que se empotran en los cantos de los tableros, haciendo previamente taladros del diámetro adecuado al diámetro de dichos cilindros.

 

BISAGRAS DE CAZOLETA

Son de las más utilizadas en todo tipo de muebles y sobre todo en muebles de cocina. Son invisibles desde fuera del mueble, cierran solas a partir de un cierto ángulo, son desmontables y suelen ser regulables. Como inconveniente tienen la relativa dificultad de su montaje. Constan de dos partes principales, la cazoleta con la bisagra propiamente dicha y el soporte para el lateral del mueble. La cazoleta sirve para guardar el resorte cuando la bisagra está cerrada. 

 

 

Existen principalmente tres tipos de bisagras de cazoleta:

1.- BISAGRA  RECTA. Es la que hay que utilizar cuando la puerta es exterior al lateral del mueble.

2.- BISAGRA ACODADA. Se utiliza cuando la puerta es intermedia respecto al lateral.

3.- BISAGRA SUPER ACODADA. Se utiliza cuando la puerta es interior.

Dentro de estos tipos los hay para diferentes grados de apertura y con diferentes diámetros de la cazoleta. Los más usuales son de 26, 30 y 35 mm.

 

 

 funcionamiento de una bisagra de cazoleta recta (para puerta exterior)

 

MONTAJE DE  BISAGRAS DE CAZOLETA

El montaje de una bisagra de cazoleta requiere tener ciertas herramientas específicas y puede resultar algo dificultoso para un aficionado. Es indispensable tener un taladro, un soporte vertical y una fresa especial para bisagras. 

 

La distancia D (ver figuras) de la cazoleta hasta el borde de la puerta es variable para una misma bisagra. Las distancias mínima y máxima para una determinada bisagra depende del tipo (ángulo, forma de apertura y marca) de la misma. Para saber éste y otros parámetros, los fabricantes suelen tener unas tablas y fórmulas específicas para cada tipo de bisagra .

Pero, a nivel aficionado, esa distancia (D) se puede hacer constante e igual a 5 mm, independientemente del tipo de bisagra y colocación de las puertas (interiores o exteriores respecto al lateral). Es decir, la distancia desde el centro de la cazoleta al borde de la puerta es igual a la mitad del diámetro de la cazoleta más 5 mm. Por ejemplo, en una bisagra con cazoleta de 35 mm, la distancia será 35/2 + 5 = 22,5 mm. En una con cazoleta de 26 mm, 26/2 + 5 = 18 mm. Este punto lo marcaremos con un punzón, y con ayuda de la fresa del tamaño adecuado y del soporte vertical, haremos el agujero ciego donde encastraremos la cazoleta.

Sabiendo esta medida fija (D = 5 mm) y cerrando la bisagra con su soporte acoplado, podremos calcular el ancho de cada puerta respecto de armazón. Siempre hay que descontar 1 o 2 mm para que las puertas no rocen entre sí.

Una vez encastradas y atornilladas las cazoletas, se presenta la puerta (con las bisagras montadas en sus soportes) para marcar los puntos donde debemos atornillar los soportes de las bisagras al lateral. Seguidamente, se atornillan los soportes sueltos al lateral con los tornillos (3) y por último se monta la puerta apretando los tornillos posteriores de fijación de las bisagras (2).

 

REGULACIÓN DE LAS BISAGRAS DE CAZOLETA

Por último queda la regulación. Para dejar perfectamente cuadradas las puertas, estas bisagras permiten ser reguladas en diferentes parámetros.

 

 

La altura se regula con los tornillos del soporte de todas las bisagras (3) aflojándolos y moviendo la puerta para arriba o para abajo. Cuando la puerta esté a la altura correcta se vuelven a apretar. Para regular la separación de la puerta respecto al mueble se debe aflojar el tornillo posterior de fijación de todas las bisagras (2) y sacar o meter ligeramente la puerta. Cuando esté en su sitio, volveremos a apretarlos. Por último, con los tornillos de regulación (1) podremos nivelar la puerta para que se cuadre con respecto al bastidor. Es decir, estos tornillos separan o acercan la puerta con respecto al lateral.

 

BISAGRAS DE TIPO FÁCIL (SIN CAZOLETA)

Para evitar los inconvenientes de instalación de las bisagras de cazoleta, aparecieron en el mercado unos tipos de bisagra con las que no es necesario hacer el fresado para la cazoleta, ya que no tienen. En su lugar tienen un mecanismo complejo con un amortiguador que hace la función de una bisagra de cazoleta (cierra sola, no se ve con la puerta cerrada, y además permite cierta regulación). Su montaje es muy sencillo ya que solo hay que atornillarla directamente al lateral y a la puerta. Son muy recomendables para aficionados al bricolaje.

 

 

BISAGRAS PARA VIDRIO.

Constan de una U metálica que abraza el vidrio y tiene un pivote sobre el que gira el gira el mismo. La U tiene unos tornillos (con punta plástica) que presionan fuertemente el vidrio para que no se salga. Para la instalación se hace un agujero en la base del mueble en donde encajaremos el casquillo (incluido con la bisagra) a presión, y en el cual se introduce el pivote de la bisagra que hace de eje de giro.

 

 

BISAGRAS ESPECIALES

Existen multitud de bisagras especiales (para muebles rinconeros,  pivotantes para escritorio, para muebles de estilo, etc) que pueden ser difíciles de encontrar para un particular, ya que no tienen prácticamente venta y nadie las trabaja. Solo las adquieren fabricantes de muebles directamente al fabricante o almacenista de herrajes.

 

 

SI TIENE ALGUNA DUDA CONSÚLTENOS

 

 

c/ Montesa, 36 (Pasaje Martí)
28006 Madrid

TEL: 91 402 24 04

info@bricotodo.com

 

  PRINCIPAL       PRODUCTOS       OFERTAS       PEDIDOS       CONTACTO       HORARIO       CONSULTORIO       CONSEJOS       E-MAIL